lunes, 31 de octubre de 2011

El Cartucho de Seguridad del Ejército Colombiano


31 de octubre de 2011 (www.fuerzasmilitares.org).- Es un dispositivo de seguridad para armas de fuego, diseñado en el Ejército de Colombia, gracias a los aportes del Sargento Primero Carlos Miguel Farías Malagón, como estrategia para prevenir muertos y heridos con ocasión del disparo accidental y que la historia militar los señalaba como “Tiros idos”. Consiste en un cartucho inerte con una palanca en su cuerpo, recomendable para ser empleado en forma permanente en unidades tácticas, bases fijas, compañías de instrucción, durante almacenamiento, transporte, mantenimiento, antes, durante y después del servicio de centinela, ceremonias, toma de improntas entre otras actividades. 

¿Para qué Sirve?

Es un elemento funcional, que se instala en la recámara del arma en forma manual y sirve para facilitar el control e indica visualmente tanto al portador del arma, como para quienes ejercen el comando y control de las unidades, que no hay cartucho de guerra en la recamara, cuyo objetivo principal es preservar la integridad del combatiente en condiciones de combate.

¿Cómo Surgió la Idea?

Ante la necesidad de presentar al Comando del Ejército, propuestas de solución para disminuir los índices de muertos y heridos por disparo accidental, durante el año 2004 se desarrollaron actividades de investigación para determinar factores comunes presentes en todo accidente de este tipo.

Los factores comunes que se identificaron fueron la persona que acciona el arma, los comandantes por falta de control, el fusil, el proveedor y la munición.

Aunque se planteó solución en cada uno de estos cinco factores, se dio prioridad a la intervención en la munición, por ser el elemento que físicamente produce la lesión. 

Desarrollo

Se diseñó un primer Cartucho inerte con las mismas dimensiones y forma de un cartucho de guerra, con un fulminante en el culote, pero sin agente expulsor (pólvora), sin ojiva ni elemento proyectil. Fue llamado el CARTUCHO DE LA VIDA y aunque la idea tuvo acogida, no fue lo suficientemente contundente como para ser empleado en el Ejército Nacional.

Se solicitó una visita a la fabrica Indumil, específicamente a la planta donde se fabrica el fusil Galil, con el fin de estudiar la viabilidad de incluir a los fusiles, un tipo de seguridad adicional que se tiene diseñado en la DIPSE. Informan que el fusil es 100% seguro y que la propuesta llevada, no se podía aplicar por que antes se requería autorización de la casa matriz en Israel, y que por experiencia nunca lo aceptarían.

Se procedió a continuar con el estudio en el cartucho y se concluyó lo siguiente: Primero, continuar con el cartucho inerte, segundo adiciónandole una palanca visible en su cuerpo. Se realizaron varios diseños en cuanto a dimensiones, conicidad, materiales (vainillas, aluminio y aceros), posiciones diferentes de la palanca. Se realizaron pruebas en el polígono de la Escuela de Artillería y se elaboró un vídeo sobre su funcionamiento, el cual fue presentado al Estado Mayor del Ejército, donde se impartió la orden de elaborar una cantidad en latón de bronce en el Batallón de Mantenimiento del Ejército y que se realizara un plan piloto en los batallones de la Quinta División, teniendo teniendo la aprobación del 95% de los soldados que lo emplearon y el 100% del personal de cuadros, Comandantes de Unidades Tácticas, de Brigadas y Comandante de la Quinta División, quienes recomendaron ser empleado en el Ejército Nacional. En el procedimiento fueron aplicadas las diferentes encuestas que contemplaba la Directiva.

Este resultado del plan piloto se presentó al Estado Mayor del Comando del Ejército, donde se impartió la orden de iniciar su implementación progresiva en el Ejército Nacional, liderado por la Dirección de Preservación de la Integridad y Seguridad del Ejército (DIPSE). Se inicio el proyecto para fusil Galil 5.56, Galil 7.62 y fusil M 16.” se envío a todas las unidades del Ejército, ordenando adquirirlas por cada unidad y se adjuntó un vídeo instructivo elaborado con el apoyo de la Acción Integral del Ejército, y una ficha técnica con información sobre sus características, funcionalidad y medidas de seguridad para prevenir accidentes.

Registro de Patente

El cartucho de seguridad se encuentra legalmente PROTEGIDO, en la SUPERINTENDENCIA DE INDUSTRIA Y COMERCIO bajo el REGISTRO DE PATENTE DE INVENCIÓN No. 07067974, con el correspondiente soporte de planimetría que demuestra medidas, calibraciones específicas y fabricación con ingeniería y tecnología de punta, que garantiza el correcto funcionamiento en el arma. El proceso le representó a la DIPSE, investigación, pruebas, estudios de resistencia, clase de materiales y diseño, lo que significa que sólo puede ser fabricado y comercializado por el Ejército y usado por las Fuerzas Militares.

Fuente: DIPSE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada